viernes, 29 de abril de 2011

Costa sur de Antalya a Mersin





Mi llegada a Antalya se ve de nuevo sorprendida por un nuevo encuentro fortuito con Hossein, que tiene que cojer el avion desde Antalya hacia Iran donde seguramente nos volveremos a ver de nuevo.

Una estancia en Antalya que aprovecho para reparar los multiples pinchazos que practicamente tengo ya en todas las camaras hasta un total de 10 parches llego a poner...








Mientras el tiempo afuera no es el mejor para visitar la ciudad.


Por la noche vamos todos juntos a cenar pide y otras tipicas comidas Turcas.



Tras pasar tres dias en Antalya pongo rumbo de nuevo para ir siguiendo la costa mediterranea hacia el este, asi llego hasta Side, donde encuentro un sitio para acampar entre unas ruinas y unas dunas de arena junto a la playa.








Al dia siguiente aprovecho para dar una vuelta por las ruinas, mientras me sorprende un ciclista que rapidamente me invita a su tienda a desayunar junto a el y a todos los empleados de la lujusa tienda de ropa, donde mi anfitrion me cuenta su sueño de algun dia poder hacer lo mismo que yo.






Con el estomago lleno y un dia perfecto para disfrutar encima de la bicicleta, prosigo siguiendo la escarpda costa, hasta que veo un sitio ideal en medio de la nada para poner la tienda y resguardarme bajo un techo de un restaurante que quedo en construccion, de una repentina lluvia que ha llegado a toda prisa.






Amanece un dia despejado donde acabo llegando al pueblo de Anamur, donde acabo encontrando un sitio perfecto para acampar justo en frente de la playa al lado de un castillo, en el que me planteo acampar en su interior asi cojo la bici y aprovechando de que no hay nadie de seguridad de adentro con la certeza de acampar en su interior, paredes de silencio y con historia, grandes murallas donde golpea con gran fuerza las olas del mar, finalmente creo mas oportuno acampar a las afueras junto a la playa y aprovechar la luz para hacer unas fotos...


Efectivamente hice lo mejor ya que cuando acierto a levantarme veo los empleados que han llegado a la oficina para recaudar el dinero de la entrada y hacer limpieza en el interior, rapidamente el hombre me invita a tomar un te y a desayunar junto a ellos, mientras me enseña su libro de visitas donde hago lo propio y dejo mi constancia de paso por Mamure Kalesi



El carretera que continua por la costa montañosa deja entreveer las famosas plantaciones de platanos de Anamur de los que doy cuenta, aprovechando los puestos que hay a un lado y otro de la carretera.




Una noche tormentosa junto a la playa me acompaña durante varias horas, zarandeando de un lado a otro la tienda y cayendo numerosos rayos cerca pero que muy cerca, intento tomarmelo lo mejor posible y al dia siguiente por suerte la lluvia ha cesado por completo no asi el viento, que me dificulta el recojer la tienda y todo lo demas, mientras un paisano viene corriendo para invitarme a su casa a desayunar junto a el y a sus amigos, viendo los pantalones que llevo me regala incluso unos pantalones de chandal algo que no me viene nada mal, al mismo tiempo el tipo empieza a danzar unos bailes folclores de una forma un tanto ridicula pero simpatica, asi paso un rato agradable...




El viento que sopla pese a que me viene afavor la mayor parte del tiempo hace casi imposible el seguir encima de la bici cuando derepente el viento cambio y me lleva de un lado a otro de la carretera en obras que se encuentra llena de piedras, arena y fresas... dejadas posiblemente por algun camionero despues de que se le cayeran, por supuesto no les hago ningun feo.



Tras hacer una parada y descansar del fuerte viento un hombre me abre su tienda para que descanse en el interior mientras charlamos y llega otro amigo suyo, con el que puedo hablar un poco de ingles y aprovechando que el va en la misma ruta que yo y que se ha ofrecido rapidamente a cargar con la bici en su coche, nos ponemos en marcha en el coche, hasta que empiezo a entender cosas raras que me dice o me indica haciendo incapie en mi ropa ceñida especialemnte en el pantalon, si llevo cinturon? que como hago para mear? hasta que sin duda hace gestos con la mano que no dejan lugar a la duda de lo que quiere, a lo que le digo que si esta loko y cambio mi cara completamente para dejarme de bromas, por suerte el tipo no me dirije mas la palabra en todo el camino...



Asi llego hasta Tasucu el puerto de Silifke, habiendome ahorrado un dia mas que asqueroso a cambio de una nueva experiencia? Rapidamente pongo rumbo para pasar lo antes posible la ciudad y buscar sitio antes de que se haga de noche en mi desesperacion por encontrar un sitio practicamente en la oscuridad, acaban haciendome un hueco en la parte trasera de una gasolinera para que ponga mi tienda junto al corral; primero de todo me invitan a cenar en el restaurante y pasamos un buen rato hablando a golpe de te. Un despertar asqueroso a las 5.00 de la mañana cuando el gallo se empieza a comunicar con su prima que esta en el otro pueblo durante casi una hora... Mas tarde mas de lo mismo con los nuevos empleados que han echo el cambio con los que conoci ayer.



Un dia que me tomo con calma disfrutandolo del sol en la playa, ya que apenas me quedan 60 km para hacer en dos dias, cuando he quedado en Mersin con Boras. Rapido y facil encuentro un sitio para pasar la noche despues de que un tipo me ofreciera acampar en su camping Davut Otel por unas cuantas liras, aunque despues de negarme a pagar por dormir me lo acaba ofreciendo gratuitamente.



Cosas absurdas que se llegan a ver cuando veo multitud de envases de comida rebosando de un container como puede ser el derroche de comida, apenas caducados entre unos dias y unas semanas, pero con aspecto totalmente provechoso... sin dudarlo me hago acopio de unos cuantos envases de Kofte y de Hariya, algo que por supuesto no haria ningun turco ni muchisima otra gente, tan solo por el que diran aunque dentro de su casa pase mas hambre que un perro ciego...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada